Corposuite Blog

Consejos para llevar al éxito tu tienda en linea

Una tienda en línea es un vehículo más para posicionar una marca y generar más ventas en una época en la que el autoservicio e inmediatez lo es todo. No obstante, este canal requiere cumplir varios aspectos para brindar los resultados esperados. Si tu comercio electrónico no está funcionando como quisieras, ¡estas recomendaciones te serán de gran utilidad!

Lo que verás en este artículo:

  • ¿Qué es una tienda en línea?
  • La importancia de tener una e-commerce
  • Características clave de una tienda online
  • 6 consejos para hacer que tu tienda virtual sea exitosa

¿Qué es una tienda en línea?

La definición de tienda es muy clara, se trata de un lugar al que las personas acuden para adquirir un producto o servicio. Por lo que cuando hablamos de un “comercio digital” la definición no cambia mucho, ya que nos referimos a un punto, que si bien no existe de manera física, pero que cumple con la misma función: vender algo. 

 Entre muchos especialistas de los negocios es visto también como un modelo de negocio que permite a empresas y particulares vender bienes y servicios a través de Internet. Así que una tienda virtual opera con base en cuatro segmentos principales del mercado y se puede realizar a través de cualquier dispositivo inteligente como computadoras, tablets y celulares. 

Aun con las ventajas obvias que puede ofrecer una tienda online, muchos se preguntan si es realmente necesario contar con una. Si tú, o alguno de los encargados de tu empresa, aún están algo renuentes en cuanto a la creación de un punto de venta digital, a continuación, te contamos el porqué de su importancia.

La importancia de tener una tienda virtual

Crear una tienda virtual exitosa para tu negocio ya no es una opción, sino una prioridad para mantenerte al día con la industria que cambia rápidamente. Ya sea reescribiendo una descripción ingeniosa del producto o destacando un descuento especial, las empresas pueden usar su sitio web para atraer y conectarse con más clientes. Sobre todo ahora que los consumidores prefieren comprar bajo un esquema de autoservicio y sin salir de casa o de la oficina. Sin embargo, existen unas cuantas ventajas más que un comercio electrónico te ofrece a ti y a tus consumidores:

Es más cómodo comprar

En el pasado las personas tenían que esperar a que la tienda abriera para poder comprar muy temprano o por las noches. También era común que muchos tuvieran que esperar hasta el fin de semana para poder transportarse hasta un local lejano. O incluso, en algunos establecimientos, las largas filas desmotivaban a los interesados. Esto ya no tiene por qué ser así. Una tienda online permite que los clientes revisen y adquieran productos sin importar la hora, o la ubicación en la que se encuentran. Todo es tan fácil como dar un clic y esperar a que la empresa haga el envío de su artículo.

Comparaciones de precios 

Antes de decidir por comprar es usual que los usuarios prefieran hacer una investigación previa de precios, formas de envío, reputación y otros factores importantes. Esto se vuelve mucho más fácil cuando las empresas cuentan con toda la información necesaria en un sitio o tienda virtual. De esta manera, el posible comprador podrá tomar una decisión más rápido y con datos de respaldo que garanticen que su adquisición es buena.

Mayor seguridad, seguimiento y fidelización

Otra de las ventajas de que un negocio cuente con una tienda en línea es que los métodos de pago son variados y están completamente estandarizados para evitar fraudes y robos. Por otro lado, si un producto no llega o se retrasa, la persona puede fácilmente cancelar, volver a pedir el producto sin reinvertir o reclamar un reembolso. Esto permite que los clientes vuelvan a comprar en un futuro, pues saben que si algo sale mal no perderán tiempo ni dinero.

Crear estrategias puntuales es más fácil

La empresa puede ver cómo interactúan con el sitio, qué productos les interesan, qué dejaron en su carrito y cuánto fue la compra promedio. Estas métricas son valiosas para ajustes y así satisfacer las necesidades de los compradores.

 Ahora ya conocemos sus ventajas, pero ¿cómo debe ser una tienda online para vender efectivamente?

Características clave de una tienda online

Fácil de navegar

A la hora de vender productos, el primer requisito a cumplir para una tienda virtual es que el comprador tenga que ser capaz de encontrar de forma rápida y concreta lo que busca. La navegación eficiente es esencial para los sitios de comercio electrónico, ya que los visitantes que no pueden encontrar lo que buscan simplemente buscarán otra tienda. Procura que el menú sea sencillo y que los productos sean fáciles de hallar.

Diseño sencillo

El foco de atención de un comercio electrónico siempre debe estar en los productos que están disponibles para comprar. Un diseño extravagante y sin sentido generalmente causa rechazo y confusión, ya que al final no es el diseño lo que se vende, sino los productos. Ten en cuenta siempre qué clase de experiencia le quieres brindar a tus usuarios, qué emociones quieres evocar y cuál es el objetivo principal.

Proceso de compra sencillo

La experiencia del usuario en una tienda online es fundamental para el éxito. Por lo tanto, el proceso de pago siempre debe implicar el mínimo número de pasos y debe ser lo más fácil e intuitivo posible.

Fotos detalladas de los productos

Al ofrecer fotos de los productos que resalten en detalle las principales características de los mismos, se supera este inconveniente y se hace más fácil para el comprador decidir si comprar o no el producto.

 Construir una tienda virtual exitosa no es una tarea de la noche a la mañana. Se necesita tiempo y conocimiento para crear un sitio que funja como un reflejo de tu negocio en general. Al seguir los siguientes consejos podrás garantizar el éxito de tu comercio electrónico.

6 consejos para hacer que tu tienda en linea sea exitosa

1. Estudia a tu competencia

Realiza un benchmark para analizar la tienda online de tu competencia directa e indirecta. Identifica las buenas y malas prácticas, así como las tendencias que podrían producir una experiencia memorable para el usuario. No olvides echarle un ojo a las descripciones de los productos, la manera en que muestran las fotografías, cómo está organizado el menú, qué pestañas podrías añadir a tu comercio y qué tan comunicado está el sitio con otros canales de comunicación.

2. Crea una estrategia de marketing digital

Las estrategias lo son todo para el éxito de una tienda en línea. Puedes adoptar una o varias dependiendo de los canales de comunicación que elijas, tus objetivos principales y secundarios y el tipo buyer persona a la que te debes dirigir. Dentro de los tipos de estrategia que puedes escoger están las siguientes:

 Marketing de contenidos: Su canal principal son la redes sociales y el blog del sitio web. Consiste prácticamente en crear contenido informativo, educativo y persuasivo que ayuden a atraer nuevos usuarios para que conozcan tu oferta. Esta es una manera bastante orgánica de darte a conocer y originar una buena relación entre el posible cliente y la empresa.

 Campañas de email: Los correos electrónicos son un buen transporte para generar interés. Claro que para obtenerlos deberás contar con una estrategia de obtención de leads y una buena herramienta para hacer envíos masivos o personalizados. Puedes enviar información, actualizaciones, promociones especiales y regalos.

 SEO: Tu tienda virtual va a requerir del uso del SEO sí o sí. Esta metodología consiste en optimizar el sitio para que pueda ser encontrado fácilmente en Google u otro tipo de motor de búsqueda. La idea es que tu comercio aparezca en los primeros lugares para que los usuarios te elijan sobre otras empresas.

3. Integra un chat en vivo

Esta clase de componentes ayuda a que los clientes potenciales tomen decisiones más rápidas y pierdan el miedo de comprar en línea. Recuerda que nada supera la interacción humana, así que esta es una buena manera de integrar este factor a tu tienda online

4. Haz que tu tienda sea navegable y amigable

Como ya mencionamos, el diseño y la navegabilidad de tu tienda es un punto clave para que los usuarios permanezcan en ella y compren. Muchos estudios demuestran que el 90 % de los compradores digitales valoran la estética de un comercio en línea más que otros factores, mientras que el 50 % dice abandonar el sitio si luce mal y confuso.

5. Brinda transparencia y cumple con las regulaciones

Tu tienda virtual debe contener avisos de privacidad, cláusulas que respalden al consumidor en caso de fallas en los pagos y garantías de calidad. Asimismo deberás evitar la publicidad engañosa y las descripciones “milagro”. No exageres tu producto, entre más honesto seas en cuanto a lo que ofreces, más confianza les darás a los posibles clientes.

6. Busca la retroalimentación de los usuarios

La retroalimentación es la mejor manera de obtener una visión interna de tu mercado objetivo. Es realmente sorprendente cuántas tiendas de comercio electrónico no tienen ninguna forma para que los clientes envíen sus reseñas de los productos o de la experiencia de compra en general. Siempre ten abierto un espacio para que tus compradores dejen sus opiniones, quejas, reseñas y comentarios para mejorar tu servicio, tu tienda online y tus estrategias.

¡Ya estás listo para poner en práctica estos valiosos consejos! Recuerda que un comercio electrónico es una herramienta de venta complementaria y que el servicio al cliente siempre debe ser la prioridad. Si te gustaría conocer más sobre cómo mejorar este aspecto y mejorar así todo tu proceso de venta en todos tus canales, te recomendamos nuestro artículo “5 maneras en que un ERP puede cambiar tu servicio al cliente”. 

mail3

ERP Monterrey

San Alberto #112 Col. Residencial Santa Bárbara.
San Pedro Garza García, Nuevo León.

Tel: (81) 8864 5691

ERP México

World Trade Center: Montecito #38,
Piso 38, Oficina 9.
Col Nápoles, México, D.F.

Tel: (55) 3640 8085

marketing@corposuite.com.mx

Copyright © 2020 Corposuite.
All rights reserved. Partner de Netsuite México.